Reforma de piso para alquilar: ¿qué tener en cuenta?

Reforma de piso para alquilar: ¿qué tener en cuenta?

Realizar una reforma de piso para alquilar es la mejor forma de conservar y mantener a los inquilinos contentos. Las viviendas destinadas a este fin deben ser cómodas, atractivas y funcionales, pero al mismo tiempo deben ser un lienzo en blanco para que los nuevos habitantes puedan agregarle su toque personal. Actualizar los electrodomésticos, colocar pisos nuevos o incluso algo tan simple como pintar las paredes puede maximizar tus ingresos. Entonces sigue leyendo esta entrada, donde te mostraremos los beneficios que esta renovación puede traerte en el mediano y largo plazo.

¿Cómo aumentar el valor de tu piso de alquiler?

Desde pequeños arreglos como una lavada de cara con pintura nueva hasta proyectos más grandes como derribar paredes, hay muchas maneras de realizar una reforma de piso para alquilar. Pero, ¿qué renovaciones agregan más valor a una propiedad de alquiler? Por ejemplo, los inquilinos le dan mucha importancia a la apariencia, la sensación de hogar, y la función de la cocina y el baño. En esta lista te sugerimos algunas mejoras que seguramente aumentarán el valor de tu piso.

  • Pintar y actualizar

Algo tan sencillo como una mano de pintura puede hacer maravillas. El primer consejo que cualquier agente inmobiliario va a sugerirte es dejar las paredes neutrales para que los inquilinos potenciales tengan un lienzo en blanco con el que trabajar. Si bien es aconsejable mantener neutral tu propiedad, no tengas miedo de alejarte de la típica pared blanca. Dependiendo de la luz natural, un tono ligeramente más oscuro puede preservarse mejor en el tiempo.  Aquí hay algunos proyectos de retoque que puede hacer para mejorar fácilmente la sensación de su propiedad de alquiler.

Otra opción puede ser ofrecer pintar las paredes del color que elija el inquilino, ya sea todo el interior, una habitación en particular o una pared decorativa. Instalar nuevos accesorios de iluminación moderniza el espacio de estar y las habitaciones. De la misma manera, actualizar las manijas de los gabinetes, las perillas de las puertas y las persianas también son soluciones rápidas y fáciles.

  • Renovar la cocina

Combinar los acabados del horno, el refrigerador, el lavavajillas y el microondas le dará a la cocina una apariencia más cohesiva y será el punto fuerte de toda reforma de piso para alquilar. No necesitas buscar productos de primera línea, pero la actualización aumentará la funcionalidad de la cocina, una de las primeras cosas en las que los inquilinos se fijan al buscar un piso para alquilar. Presta especial atención a los gabinetes: antes de gastar demasiado dinero en gabinetes nuevos, simplemente puedes lijar y pintar los que ya tienes. 

También puedes invertir en nuevas encimeras, por ejemplo de granito, que le dan a la cocina, e incluso a todo el apartamento, un aspecto recién renovado. Ten en cuenta elegir un material que sea duradero y que pueda soportar el calor, los arañazos y las manchas para que dure a lo largo de varios contratos de alquiler.

Completa la renovación agregando algunos detalles como grifos nuevos y un protector contra salpicaduras más eficiente. Por ejemplo, los azulejos se ven modernos y son fáciles de limpiar. Los inquilinos se fijan especialmente en que la vivienda sea de bajo mantenimiento y, además, significará menos limpieza para ti cuando llegue el momento de entregar la propiedad a un nuevo inquilino.

  • Remodelar el baño

Un baño renovado es algo que buscan todos los inquilinos. Como mínimo, deberías reemplazar el inodoro, agregar un nuevo cabezal de ducha y actualizar el grifo. Si cuentas con un baño pequeño, esfuérzate en maximizar el espacio y proporcionar muebles de guardado. Esto les dará a los inquilinos un espacio funcional, que es valioso y difícil de encontrar en el mercado inmobiliario actual.

Por otro lado, las renovaciones más complejas que puedes considerar para el baño de tu piso en alquiler consisten en: convertir la bañera en una ducha, instalar estantes que proporcionen más almacenamiento pero que no ocupen mucho espacio y cambiar los cerámicos del piso y paredes.

Para elevar el diseño del baño, agrega un nuevo tocador y más espacio en la encimera. Y si está dentro de tu presupuesto, puedes considerar agregar un baño completo para cada habitación. Reservar una porción de dormitorio para un baño privado es un gran punto de venta.

  • Instalar pisos nuevos

Ya sea que se trate de limpiar las alfombras o mejorar el piso por completo, los pisos a menudo están en la agenda de renovación cuando los propietarios están entre arrendamientos. Si estás pensando en rehacer el piso desde cero, el laminado es una excelente opción.

Otra alternativa es utilizar madera dura, un material popular porque se ve moderno y es fácil de limpiar. Las alfombras, por otro lado, no son muy populares en las propiedades de alquiler porque retienen olores y requieren más mantenimiento.

 

Los beneficios de reformar un piso para alquilar

Los pisos con historia tienen su encanto, claro que sí, pero también es cierto que algunas dinámicas domésticas han cambiado en los últimos años y estas viviendas han quedado un poco desactualizadas. Esto quiere decir que, seguramente, aquellos pasillos distribuidores que dividen la casa en varios ambientes ya no sean tan funcionales como sí puede serlo un gran espacio abierto. Si está dentro de tus posibilidades, derribar algunas paredes para unir, por ejemplo, la cocina y el salón puede ser una gran idea que va más de la mano con los modos de vida de hoy en día. El concepto abierto actualmente es muy buscado por los inquilinos, ya que hace que la vivienda se sienta más grande y luminosa, sobre todo si cuentas con pocos metros. Y más aún si sus habitantes trabajan desde casa.

Agregar más ventanas también hará que el interior se sienta más grande y traerá más luz, sin embargo, si no no tienes suficiente presupuesto para una obra tan grande, puedes pensar también en instalar luces que colaboren de manera eficiente en la iluminación global del ambiente. Al mismo tiempo, añadir una isla en el medio para separar la cocina de la sala de estar hará que el inquilino tenga más lugar para cocinar y para entretener invitados.

Esperamos que estos consejos sean el puntapié inicial de una próxima reforma de piso para alquilar. De todas formas, ten en cuenta que una renovación fallida significa más tiempo y más dinero. Por esa razón, si no estás completamente seguro de por dónde empezar para que la renovación de tu vivienda sea un éxito, no dudes en contactarnos. En Altia te asesoramos y ejecutamos tus reformas integrales en Almería. Nuestro equipo especializado pueda prepararte un plan de reforma solo para ti, gratis y sin compromiso.

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones del blog