¿Cómo reformar una casa antigua sin gastar mucho?

El sueño de obtener una vivienda propia muchas veces significa comprar una casa con años de historia y renovarla íntegramente. Ante esta posibilidad, es normal preguntarse cómo reformar una casa antigua sin gastar mucho dinero. ¿Es posible? En este artículo analizaremos cómo hacerlo y te daremos ideas para que lo lleves adelante de una forma exitosa. 

Cuando nos enfrentamos a una reforma integral, y sobre todo cuando se trata de una casa antigua, son muchos los aspectos que debemos considerar: el presupuesto, las posibilidades estructurales, las decisiones estéticas, entre muchas otras. Sí, pensar en todas estas variables suena un poco abrumador a simple vista, pero con una buena gestión de todas ellas se pueden conseguir resultados increíbles. Toma nota de todos los consejos que te daremos en esta entrada para que sepas cómo reformar una casa antigua sin gastar mucho y obteniendo los mejores resultados.

 

El problema de no tener un plan de reforma 

Una reforma de casa antigua no es para nada sencilla. Muchas cosas pueden salir mal, lo que puede devenir en frustración, pérdida de tiempo y, por supuesto, de dinero. Para evitar esto, aunque la idea de llevar adelante este tipo de proyectos completamente por  nuestra cuenta resulte muy atractivo, una buena solución es contar con asesoramiento profesional. Son muy raros los casos en los que alguien que no conoce los pormenores de la rehabilitación de casas antiguas logra prever los imprevistos que, inevitablemente, aparecerán en este tipo de propiedades. Un equipo experimentado y profesional que se dedique a las reformas, podrá brindar ese soporte tan importante y aportar la flexibilidad necesaria para solucionar cualquier imprevisto. Al mismo tiempo, se encargará de realizar un plan de reforma, lo que organizará el proyecto en distintas fases y te ayudará a tener una idea clara de las diferentes etapas y tiempos de una obra de renovación.

A continuación, desarrollaremos los consejos más importantes para que ningún imprevisto te coja desprevenido a la hora de reformar una casa antigua. Recuerda que una correcta organización será la clave para hacer un uso eficaz del tiempo, lo que se traducirá en un ahorro de dinero.

 

Consejos para reforma una casa antigua

 

Dedícale tiempo suficiente a la planificación

Un consejo fundamental a la hora de disponerse a empezar con la reforma de una casa antigua sin gastar mucho, es planificar con inteligencia. Este es el único modo de minimizar los riesgos de imprevistos y mantenerse dentro del presupuesto. Aquí es donde puedes beneficiarte de haber elegido el equipo de trabajo correcto, porque no solo este te podrá aportar soluciones que quizás tú no habías pensado, sino que también podrá indicarte dónde poner atención y logrará materializar todas tus ideas

Los profesionales con los que trabajes también se encargarán de definir los materiales y, nuevamente, su destreza te permitirá sorprenderte con algunos que probablemente no conoces y que son más eficientes en términos de costes y funcionalidad. Elaborar un plan detallado es fundamental para hacer un presupuesto y respetarlo.

 

Realiza un análisis intensivo de las estructuras

Este es uno de los clásicos errores de novatos a la hora de rehabilitar una casa antigua. ¡Y también uno de los problemas más graves! La consulta con técnicos que valoren cómo se encuentran las vigas de madera de la casa nos dará una idea realista de qué es lo que debemos hacer para que nuestra reforma salga adelante y no cause inconvenientes a futuro.

A partir de esta evaluación podrás definir si es posible mantener las vigas de madera o si es necesario reforzar el forjado y los muros. O, por ejemplo, entender qué paredes puedes demoler, si quieres mover las estancias o agrandar ambientes. No podrás mover muros de carga sin colocar nuevas vigas, por lo que tener claro cuáles son es de máxima importancia. 

 

Presupuesta el aislamiento con inteligencia

Otro típico error que se comete al reformar casas antiguas es querer ahorrar en el aislamiento, pero esto no es para nada una buena idea. ¿Por qué? Porque una inversión correcta en aislamiento supondrá mucho ahorro a futuro. A la larga, gastarás mucho más en climatización que si al momento de reformar inviertes en aislamiento térmico y acústico. Puede que las puertas y ventanas sean una parte cara de la reforma, pero si no se encuentran en buen estado, deberás sustituirlas. Si poseen una rotura del puente térmico, no cambiarlas significará gastar mucho dinero en calefacción. Asesórate para elegir materiales que utilicen tecnología para brindar soluciones y hasta podrás pensar en automatizar la climatización para conseguir mejores resultados. 

 

Revisa en profundidad las instalaciones y chequea la humedad

Hay dos grandes enemigos de las reformas en casas antiguas: el primero es el sistema de tuberías. En general, las casas antiguas poseen instalaciones en materiales que hoy en día ya no se emplean. Lo mismo ocurre con la electricidad, actualmente existen novedosos sistemas que permiten ahorrar energía y tener una vida más sostenible a la vez que son más seguros. No revisar exhaustivamente las instalaciones antes de la reforma puede suponer un problema a futuro que te llevará a gastar mucho más dinero, obligándote a romper lo que ya se ha reformado para reparar un defecto que podría haberse solucionado en primera instancia.

 

Al mismo tiempo, antes de comenzar la reforma debemos identificar si hay humedades en paredes o techos para saber si resolveremos el problema al cambiar las tuberías o si, por el contrario, proviene del exterior. Nuevamente, este trabajo, que parece superficial, te ahorrará muchísimo dinero en la reforma. Esto se debe a que muchas veces resolver una filtración exterior con pintura anti humedad o tratamientos similares, puede salvarte de tener que renovar la pintura o las terminaciones al poco tiempo de haber terminado la reforma. 

Altia Reformas

Si llegaste hasta aquí, seguro estás interesado no solo en saber cómo reformar una casa antigua sin gastar mucho, sino también en llevarla a cabo. Si es así, no dudes en contactarnos. En Altia somos la empresa de reformas en Almería que se preocupa porque la rehabilitación de tu vivienda sea fácil, exitosa y a buen precio.

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones del blog