Cómo aislar una casa ya construida

Preguntarse cómo aislar una casa ya construida es muy común, sobre todo cuando lo que se busca es ahorrar en climatización. En el caso de que cuentes con una vivienda que necesita aislamiento, debes saber que existen modos de solucionar este problema. Lo mismo pasa si estás buscando adquirir una propiedad y piensas que puede necesitar aislarse. Es por eso que, en este artículo, te contaremos cómo es posible hacerlo y cuál es la mejor manera de llevarlo a cabo.

 

La importancia del aislamiento en una casa

Encontrarnos a gusto dentro de nuestra casa puede tener que ver con distintas variables. Pero sin duda, una de ellas es dar con la climatización adecuada. Tanto en los meses fríos como en la temporada más cálida, el factor climático nos afecta tanto dentro como fuera de la vivienda. Además, también condiciona como nos sentimos en el día a día. Sobre todo en los últimos años, con el incremento del teletrabajo y la vida in-house, nuestras casas se ha vuelto mucho más que ese lugar en el que solo estamos de noche al volver a casa. Por eso, resulta inevitable pensar en cómo acondicionarla para sentirnos de la mejor manera dentro de ella.

Este aspecto es tan importante que, muchas veces, gastamos mucho dinero en soluciones tecnológicas que logren darnos esa sensación de confort lejos del calor y el frío (a través de la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano). Si bien esto puede ayudarnos mucho cuando las temperaturas se vuelven extremas en ciertos momentos del año, no debería ser la única forma de mantener una casa aclimatada. Lo importante es saber que, aún más cuando se trata de viviendas antiguas, suelen existir filtraciones de aire que pueden ser reparadas, junto con otras iniciativas muy útiles para evitar recurrir a dispositivos que requieren del gasto de energía (y dinero).

 

¿Podemos aislar una casa que ya ha sido construida?

Es hora de responder a la premisa de este artículo: sí, es posible aislar una casa que ya ha sido construida, pero se debe realizar una revisión intensa del estado general de la propiedad con antelación. Muros, techos y ventanas son los espacios que más debemos contemplar para saber si podremos conseguir un espacio que sea estanco. ¿A qué nos referimos con aislar una casa? Aislar una vivienda es utilizar materiales como aislantes, principalmente para conseguir propósitos térmicos. Para ello se emplean materiales apropiados que permitan retardar la transferencia de calor o frío a la vivienda, lo que permitirá reducir la pérdida y la ganancia de temperatura, y mantendrá aislada la casa de las condiciones ambientales que se den en el exterior

Entonces, cuando se aísla una vivienda que ya fue construida, debemos considerar que hay focos específicos por los que se filtra  el calor y el frío, y es aquí donde un ojo experto será muy importante. Porque si bien muros, ventanas, puertas o tejados son los puntos más comunes, son los profesionales los que pueden determinar con certeza cuál es la zona que resulta más crítica. Al mismo tiempo, un profesional experimentado puede también proponer soluciones que tengan que ver con las dimensiones del proyecto que pretendemos llevar adelante. Además, puede indicar si alguna de las aberturas tiene algún problema o rotura que necesite ser tratada.

 

¿Qué se puede hacer para lograr un buen aislamiento?

Aislar paredes

Si se determina que lo que se debe hacer es aislar las paredes, el aislamiento térmico será bastante simple. Además, no requerirá más que un par de días. Los materiales a utilizar dependerán de la construcción existente y de la empresa que realice el trabajo.

Aislar el techo

El techo es la zona del interior que más se relaciona con el exterior y recibe rayos de sol, lluvia o nieve. Además, esta siempre sujeto a los cambios de temperatura que se dan entre el día o la noche. Este proceso será muy similar al de aislar paredes y, si se hace con la asesoría de profesionales experimentados, todo resultará muy fácil y rápido

Aislar el tejado

Si la casa que se quiere aislar es antigua, entonces probablemente tenga problemas de tejado, puesto que suele deteriorarse con el paso de los años. En el tejado se dan los escapes de calor y frío natural, por lo que es muy probable que sea necesario incorporar una nueva capa de aislante y cambiar las tejas por unas más resistentes. Aislar esta parte de la casa es también una tarea para un equipo profesional porque, en este caso, también entra en juego otro factor: el riesgo de caída.

Por otro lado, se debe tener en cuenta que cuando hay tejas defectuosas existe una posibilidad de colapso de la estructura, por lo que trabajar con empleados capacitados en seguridad que conozcan en detalle este tipo de actividad ahorrará muchos problemas. Los profesionales podrán identificar y retirar los puntos que puedan ser víctimas de moho y hongos que, a su vez, son los que pueden producir filtraciones. También podrán colocar las nuevas tejas y, al aislar por fuera, se asegurarán de que no hay grietas ni fisuras. Este es un trabajo de varios días, pero que no afecta a la vida en el interior de la casa. 

Aislar puertas y ventanas

Este es un trabajo más simple que el aislamiento de techos o tejados. Aislar puertas y ventanas se puede hacer desde el exterior con un procedimiento de los más simple y veloz.

 

Altia Reformas

Si quieres realizar este trabajo en tu vivienda, consúltanos. En Altia Reformas estamos disponibles para asesorarte y ejecutar todos los servicios de reforma de casas, desde el inicio del plan hasta la entrega de llaves. Llevamos adelante todo tipo de proyectos, desde la planificación de la obra hasta servicios de reformas parciales de estancias. Como por ejemplo el aislamiento de una casa que ya existe. Desde Altia queremos que te sientas de lo más cómodo en tu hogar y, basándonos en tus necesidades, podemos ayudarte a hacer los cambios que necesites en tu casa en función de lo que precises.

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas ninguna de nuestras actualizaciones del blog